Rollo de guayaba

11/01/2016

Receta Rollo de guayaba

¡Ya comenzó la temporada de guayaba! ¡Yeiii! En cuanto empecé a ver guayabas por todos lados, supe la receta que tenía que preparar: ¡el extra-híper-mega-delicioso rollo de guayaba! Con una vez que lo hagas te vas a enamorar. Además que está ideal para regalar. Una envoltura bonita, un lacito y estará listo para quedar bien con todo el mundo. Bueno, probablemente no todo el mundo. No con mi marido: a él no le gusta la guayaba. Pero con este rollo no ocupo ayuda. Me sacrifico y yo solita puedo con él. =)



La primera vez que hice este rollo fue para mi mamá. Todavía estábamos viviendo en Monterrey y como ella iba de visita, quise recibirla con algo especial. ¡Y vaya que fue un éxito! ¡Ella quedó encantada!

Aquella vez, estuve buscando muchas recetas pero todas incluían muchísima azúcar.  A veces, era incluso mayor la cantidad de azúcar que de fruta. Entonces preferí improvisar y por suerte desde el primer intento la receta fue un hit. El dulce se hace perfectamente sin necesidad de tanta azúcar.
Como si no fuera suficiente exquisitez, para hacerlo aún más delicioso, decidí ponerle dulce de leche y nuez picadita. Así, el sabor de la guayaba predomina, pero la nuez y el dulce hacen más irresistible cada bocado.

Receta de rollo de guayaba


Es de esas cosas  que con sólo olerlas te enamoran. El proceso es toda una experiencia aromática. Primero ponemos a cocer las guayabas, las licuamos, pasamos por un colador, y comenzamos a hacer el dulce poniéndolas a hervir junto con el azúcar.  Aquí es cuando empieza lo interesante, ya que hay que estar revolviendo por media hora casi sin parar. Si paramos, inmediatamente el dulce empieza a salpicar; y, o nos quemamos la mano, o llenamos nuestra estufa y campana de dulce de guayaba. Pero se los juro que vale la pena estar revuelve y revuelve. Además trabajamos nuestro brazo. Así que si no hemos hecho ejercicio, matamos dos pájaros de un tiro. Nos podremos comer nuestro rollo tranquilamente y sin sentimiento de culpa. El secreto es utilizar la menor cantidad de agua al licuar las guayabas. Entre menos agua le pongamos, más rápido estará listo nuestro dulce y menos nos salpicará.

  


  

  

Cuando al revolver ya podamos ver el fondo de la olla, el dulce estará listo. Es entonces cuando lo vaciamos y extendemos en una charola y lo dejamos reposar por 24 horas. Así nomas, nos olvidamos de él un día entero. Yo lo pongo adentro del horno, para no estarlo viendo y no caer en la tentación. Además, Así me aseguro que no le caiga polvo sin tener que taparlo, ya que lo que queremos es que se seque para poderlo enrollar. Confieso que esta vez anduve tan atolondrada que dejé el pobre rollo 3 días en el horno.😅 Y a pesar que yo creí que me lo iba a tener que comer como gomita a mordidas, lo alcancé a salvar y quedó tan delicioso como siempre.


  

  

Una vez reposado, le untamos dulce de leche, lo espolvoreamos con poquita nuez y comenzamos a enrollar. Normalmente le pongo menos dulce, pero como ahora se había secado más de lo normal, me di el lujo de ponerle más. Así me aseguré de que pegara bien. Ya enrollado, me mojé las manos con agua purificada, y lo humecté un poco para que se cubriera parejo con los trocitos de nuez. Pero si lo dejas reposando solo un día, como debe de ser, esto no es necesario. Únicamente lo pasamos por la nuez picada y solita se le pega. Yo acostumbro envolverlo en plástico de cocina y lo refrigero algunas horas o un día más para que todo se pegue y no batallar al partirlo.  ¡Y ahora sí, a disfrutar!! ¡Quedará tan bueno que será difícil de compartir! Lo podemos tener como tesorito guardado en nuestro refrigerador, ya que se conserva perfecto por varias semanas.


¡Me platican que tal!



ROLLO DE GUAYABA

Delicioso rollo de dulce de guayaba casero, relleno de dulce de leche y trocitos de nuez, cubierto completamente por más trocitos de nuez. 


INGREDIENTES:

1kg de guayaba
350 gr (1½ tz + 1½ cda) de azúcar regular
½ lata de dulce de leche
¾ tz de nuez picada finamente


PROCEDIMIENTO:

1. Se lavan las guayabas y se les corta el rabito. Se parten en cuartos y se ponen a cocer en una olla mediana, a fuego medio, con la menor cantidad de agua posible. Es suficiente con que apenas las cubra. Tapamos. Dejaremos cociéndose por 20-25 minutos.

2. Ya cocidas, se agregan al vaso de la licuadora, y usando la menor cantidad posible del líquido de la cocción, licuamos.

3. Retiramos de la olla el agua y restos de guayaba que hayan quedado de la cocción. Colamos nuestra pasta de guayaba sobre la olla con ayuda de un cernidor o colador fino. Una vez que pasemos toda la pasta, ponemos a fuego medio/bajo y agregamos el azúcar. Revolviendo hasta integrar.

4. Una vez que hierve, ponemos a fuego bajo y con ayuda de una cuchara de madera, revolvemos constantemente el dulce, por aproximadamente 30 minutos. Poco a poco se irá tornando más obscuro y cada vez espesará más. Hay que ser cuidadosos porque si dejamos de revolver, el dulce comenzará a salpicar. Entre menos agua le agreguemos al licuar, menos tiempo nos tomará llegar a la consistencia ideal, y menos nos va a salpicar. Estará listo cuando al revolver, podamos ver el fondo de la olla sin que la pasta se regrese inmediatamente, y que ésta esté tan espesa, que se pueda medio reunir en el centro de la olla. Apagamos el fuego. En este punto ya tenemos dulce de guayaba. =)

5. Preparamos una charola rectangular con papel encerado y vaciamos ahí nuestro dulce. Lo extendemos con ayuda de una cuchara o espátula pequeña, de modo que nos quede una capa de ½ cm de grosor. Dejamos secar por 24 horas en algún lugar seguro de la cocina. Al día siguiente, verificamos que esté listo. Al tocarlo por arriba, debe de sentirse seco y al levantar una de las esquinas, éste debe de poder despegarse del papel.

6. Con ayuda de una cuchara o espátula chica, untamos una capa delgada de dulce de leche sobre el rectángulo de dulce de guayaba. Espolvoreamos un poco de nuez y comenzamos a enrollar. Despegamos con cuidado una orilla y levantando el papel encerado, nos vamos ayudando para enrollar. Si el dulce no se despega fácilmente, con ayuda de una espátula o el lado sin filo de un cuchillo, vamos empujando el dulce hasta enrollarlo completamente.

7. Una vez que tengamos todo el rollo formado, podemos cortar las orillas o doblarlas hacia adentro, según lo prefiramos. Si lo vamos a regalar, queda con mejor presentación si cortamos parejito las orillas.

8. Cubrimos el rollo completamente con la nuez picada, presionando con las manos para que quede uniforme.  Una vez listo se envuelve en plástico de cocina y se refrigera hasta servir. 
                                                      
........................................

Espero lo hagan pronto. Por nada del mundo dejen pasar la temporada sin hacerlo. En la primer mordida se darán cuenta de lo que les hablo, así que ¡A preparar todos sus rollos de guayaba!

Besos! =)






You Might Also Like

2 comentarios

  1. Se ve delicioso! Lo intentaré hacer el fin de semana!! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me enloquece! Pero en esta temporada no encuentro guayabas =( .. Me platicas que tal te fue! =)

      Eliminar

Sígueme en Facebook

Subscribe